Reloj

Reloj

Disponemos de relojes de una amplia variedad de costes y todos cuentan con una garantía de un par de años. A pesar de que la construcción de la plaza del Altozano ha sufrido múltiples remodelaciones y redecoraciones en función de las necesidades de cada época, el reloj de la torre siempre y en todo momento ha sido respetado, siempre y en toda circunstancia ha dado un campanazo en los cuartos, 2 cuando marca y media, 3 en las horas menos cuarto y, para finalizar, los cuartos frecuentes ya antes de tocar las horas en punto del día.

relojes lotus acero rosaAllí empezó su aprendizaje, duro y completo, conociendo las diferentes materias necesarias para la restauración de relojes antiguos: torno mecánico y manual, tallado y fresado de engranajes, temple y revenido de aceros, taladros y roscados de precisión, de ajuste, fabricación de piezas,… para continuar su formación en la Escuela de Relojería de Madrid.

En hora buena", pues, a los responsables de la resolución, y sobre todo, al equipo artífice de esta estupenda obra, encabezado por el siempre entusiasta Pedro Izquierdo, que vuelve a probar cómo es posible sostener el pabellón de la relojería monumental española tan alta como las torres sobre las que estas honorables piezas se sitúan.

La vieja torre de la iglesia de Los Remedios quedó abandonada en 1859, una vez que la parroquia de Estepona se trasladara al Convento de la ciudad de San Francisco (actual parroquia de Los Antídotos), que había quedado sin empleo tras la expulsión de los franciscanos en mil ochocientos treinta y cinco y desde entonces solo se han llevado a cabo pequeños arreglos que no han frenado su deterioro.

En el campo de los relojes vintage de mucho lujo, la identificación de una falsificación es un factor muy importante. El Reloj pertenece en su concepción a una etapa en la historia de la relojería llamada prependular, es decir, que es más viejo que el invento y la adopción del péndulo de los relojes de fichar por Galileo Huyguens. El mecanismo del reloj fue completado en el año mil ochocientos cincuenta y cuatro, mas la torre no fue completamente construida sino más bien hasta el 7 de septiembre de 1859.

La Torre del Reloj recibe este nombre debido a que el Ayuntamiento de San Vicente de la Sonsierra la escogió para instalar el reloj mecánico que regulaba la vida cotidiana del municipio en tanto que, debido a su elevación, sus campanadas podían oírse sin dificultad en cualquier rincón del pueblo, por oculto que fuera. Ver el reloj es gratis, en tanto que a diferencia del reloj de Estrasburgo que se encuentra en el interior de la catedral y hay que pagar por verlo, este se halla en una de las paredes exteriores de la torre del Ayuntamiento, y en consecuencia, está en plena calle.

A caballo entre la apariencia más tradicional y vanguardista, se encuentran los relojes de hombre más equilibrados con la caja fabricada en acero y la pulsera de piel. Mas tristemente, su interesante historia como referente de un pueblo se derrumba (y jamás mejor dicho) a través de los sillares que destilan el ingrato olvido al lado de la indiferencia mientras el alfoz de Santa María se pregunta si algún día doblarán las campanas con sus tañidos de bronce por la pérdida de su preciosa torre albarrana.

Estos rigurosos relojes resaltan por su precisión y su diseño muy elegante, mas sobretodo por las avanzadas funciones y su función de ahorro de energía. Hasta bien entrado el siglo XX, eran las campanas de las iglesias de los pueblos y urbes, las que marcaban los momentos esenciales durante los días, puesto que los relojes era escasos. Garmendia explicó que este contrato no afecta al mantenimiento de los relojes termómetro instalados en calles y plazas.

Ciertos relojes radio controlados para hombre de la gama de productos CASIO marchan con la tecnología ecológica Touch Solar. La torre tiene una vista bella ave del ojo de la ciudad de Montreal desde el observatorio. Esto no ocurre con las nuevas maquinas de relojes de torre en tanto que disponen de programación para cancelar los toques disminuir su volumen. Los relojes para hombres abren el abanico de las combinaciones en una temporada marcada por lo ecléctico.

Reparamos todo tipo de relojes antiguos de pulsera, bolsillo, pared... restauramos cajas, esferas y asimismo disponemos de todo tipo de cristales para su sustitución. Como he citado en el weblog de mis culpas, se puede decir sin temor a equivocarnos que el reloj de torre Losada continúa aún en la retina del olvido de la inmensa mayoría de los ciudadanos.